Katalin Kariko - Pionera de la vacuna vs el Covid-19

Por: Nadia Velmore

Katalin Kariko bioquímica y húngara de nacimiento es la mujer responsable de la innovadora tecnología usada en la vacuna contra el Covid-19. La tecnología mRNA es nueva, pero no desconocida Kariko la ha venido estudiando desde hace 10 años. La historia de esta pionera de la medicina comienza en 1970, cuando los estudios de mRNA apenas comenzaban y las posibilidades eran incontables.

 Kariko investigaba la tecnología mRNA  en la universidad de Szeged en Hungría, cuando recibió una invitación por la universidad de Temple en Filadelfia para continuar con esta investigación en Estados Unidos, así después de despidos, dudas de propios y extraños y una mudanza del otro lado del atlántico la tecnología mRNA continuó estudiándose en el país vecino. 

Katalin cuenta a un periódico estadounidense como vendió todas sus posesiones y con 900 Euros escondidos en el oso de peluche de su hija aun de brazos, se embarco en esta aventura que nunca se imaginaria llegaría a ser el posible parte aguas del planeta entero.

Sin embargo, los estragos no pararon ahí, 4 años después tuvo problemas con su jefe en la Universidad de Temple y la amenazo con deportarla a ella y a toda su familia, así decidió dejar dicha casa de estudios. 

En 1989 Kariko se unió a la Universidad de Pensilvania dentro de la facultad de medicina, hay fue la primera vez que se dio cuenta que la  tecnología mRNA funcionaba. Sin embargo, el equipo se separo por falta de fondos, ya que la tecnología era demasiado novedosa y nadie quería apoyarla monetariamente. La primera idea de Katalin fue usarla para tratar fibrosis cística e infartos, pero una vez más la falta de apoyo económico no llego.

Los jefes de la Bioquímica comenzaron a desesperarse al ver la falta de apoyo económico y decidieron bajarle el sueldo y el puesto que anteriormente tenía. La mayoría de los investigadores este es el momento donde se dan por vencidos, pero no Katalin Kariko. En una entrevista afirmo que siempre había sabido que esta tecnología cambiaría al mundo y vaya que si.

Pasaron los años y en 1998  el científico Drew Weissman quien se encontraba trabajando en una vacuna para el VIH en el Instituto de Salud se unió a la universidad de Pensilvania y conoció Katalin sacando una copia. Comenzaron a platicar y ella le hizo a alusión a la tecnología en la que estaba trabajando así empezaron a trabajar juntos. En el 2005 solucionaron uno de los inconvenientes de la tecnología mRNA que era la reacción inflamatoria que producía cuando la misma era inyectada en el receptor, ambos encontraron una forma de modificar dicha respuesta. Publicaron su descubrimiento, pero no tuvieron mucho auge, aun así, crearon una compañía la cual fue liderada por Katalín Kariko, sin embargo, nunca llegaron a la etapa final de los estudios por falta de fondos.

Dereck Rossi de origen canadiense biólogo en células madre uno de los fundadores de Moderna leyó el descubrimiento y comenzó a interesarse al punto que comenzó a juntar capital para fundar lo que hoy conocemos como Moderna fundada en Cambridge, Massachusetts.

En 2013 Moderna y BioNTech le ofrecieron una posición dentro de sus filas, la ganadora fue BioNTech. Mientras Kariko continuaba su investigación en mRNA como vicepresidenta en esta firma, nadie sospechaba que esta tecnología que aun no había encontrado un hogar continuaba dormida, esperando a ser usada.

Llego el 2019 y a finales de octubre en una población de la que pocos sabíamos algo Wuhan surge una cadena de virus nunca antes vista, Covid-19. Moderna, Pfizer, BioNTech y otros laboratorios alrededor del mundo comienzan a interesarse. La pandemia que muchos habían vaticinado llego cobrando la vida de múltiples ciudadanos del continente Asiático y del mundo.

Pfyzer y BioNTech se asocian para crear la primera vacuna contra el Covid-19. Katalin y Weissman deciden otorgar una licencia a estos laboratorios para llevar a cabo tan monumental logro. 

Gracias a esta mujer que nunca se rindió y decidió continuar su pasión por esta tecnología, a pesar de los rechazos, las caídas y la falta de interés, la vacuna mas socorrida ha sido posible. 

Gracias una vez más Katalin por tu tenacidad y perseverancia!

Hoy en día Kariko radica en Estados Unidos con su esposo e hija Susan Francia que comparte la misma dedicación que ella como neurocirujana y dos veces ganadora de medallas en las olimpiadas de remo y como dicen por hay la manzana no cae lejos del árbol.

 

 

 

 

 

 

Fuentes

https://www.theguardian.com/science/2020/nov/21/covid-vaccine-technology-pioneer-i-never-doubted-it-would-work

 https://edition.cnn.com/2020/12/16/us/katalin-kariko-covid-19-vaccine-scientist-trnd/index.html

 https://www.cdc.gov/vaccines/covid-19/hcp/mrna-vaccine-basics.html

 https://billypenn.com/2020/12/29/university-pennsylvania-covid-vaccine-mrna-kariko-demoted-biontech-pfizer/

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados